Elvis es sin duda el icono musical del Roll & Roll del siglo XX. Es reconocido por su rebeldía y su voz excepcional en todo el mundo como uno de los ídolos más trascendentales de todos los tiempos. 

Elvis vino al mundo un 8 de mayo de 1935 y todo el tiempo que estuvo en la barriga convivió con su hermano gemelo, quien no resistió el parto. En sus primeros años musicales, Elvis estuvo atraído por la música inglesa que escuchaba en la iglesia protestante a la cual asistían sus padres. 

Como sabemos el siglo XX estuvo marcado musicalmente por grandes cantantes y bandas: Los Beatles, Jerry Lee Louis, los Rolling Stone y, por supuesto, Elvis. Pero ¿qué hizo al Elvis tan popular? 

Elvis no era un cantante convencional con buena voz, se trataba de una persona altamente atractiva y cuya voz sencillamente era imposible de imitar. A Elvis no lo hizo popular una sola cosa, sino varios elementos: 

Su estilo  

Era un tipo realmente icónico, para muchos fue el primer icono musical que creó la imagen del Rockstar que está vigente hasta nuestros días. Elvis no era solo música, ni voz sino un fenómeno cultural. 

Combinó su forma de vestir con un estilo sexual muy osado para el momento. Para muchos Elvis revolucionó la adolescencia de los años 50 y 60. 

Su voz  

La voz de Elvis en la historia solo ha podido ser comparada con la de Sinatra, era una voz “superdotada” se decía en su época. 

Todo lo que Elvis cantara iba a contar con su voz prodigiosa y por eso estaba bien. Hoy con toda la tecnología de los estudios y programas para mejorar la voz, es imposible reproducir con fidelidad alguna edición de una voz que se aproxime a la de Elvis. 

El concepto de juventud 

Antes de Elvis los jóvenes pasaban a ser adultos a los 18 años, para la sociedad de los 50 al tener esta edad el adolescente debía encargarse su futuro y más nada. 

Con Elvis los jóvenes de la época fueron atraídos una nueva cultura que reivindicaba las fiestas, reuniones entre amigos y forma bailar. 

Además,  en esta época sale a luz la Pastilla Anticonceptiva. Toda una revolución sexual acompañada  por la influencia y movimientos eróticos de Elvis en sus bailes. 

El merito de Elvis no son solo sus canciones o su belleza, a él la cultura mundial aun le debe muchas cosas…